Semillero de Redes Comunitarias en Cherán

El 19 a 24 de junio de 2019 estuve invitado a facilitar junto con Jesi y San, el primer taller del Semillero de Redes Comunitarias del Abya Yala, en Cherán K’eri, Michoacán, México. Antes de viajar, me animaba la perspectiva de reencontrar a varias personas que habia conocido en experiencias anteriores, principalmente del primer TechioComunitario (Oaxaca, MX, 2017).

Fui con varios objetivos concretos: por un lado, ver de cerca el desarrollo del Semillero, con intención de poder replicar la experiencia en Brasil y articular procesos, extendiendo el Semillero a esta región. Por otro lado, poner a disposición mis conocimientos técnicos, en caso de cualquier imprevisto tecnológico, que normalmente resulta inviable resolver de forma remota, especialmente en los acotados tiempos de la visita.

Paralelamente, podría ayudar en la gestión del grupo humano, cuyo número de participantes aumentó luego del Encuentro de Redes Comunitarias organizado por APC en Kenya. Y finalmente, pero no menos importante, pretendía corresponsabilizarme en el cuidado del pequeño Sihuel, para que la Jesi pudiera dedicarse plenamente a la formación y coordinación de las actividades.

Esta última actividad fue la más novedosa y gratificante, poder facilitar un taller desde un papel menos protagónico y normalmente invisibilizado. Ejercitando en la práctica que otras formas de crianza son posibles. Rompiendo esquemas de les participantes, cuando entendían que ni yo era el papá de la criatura, ni tampoco la pareja de Jesi. Que podía perfectamente abrir una laptop y configurar un router, o bien coordinar una actividad grupal, pero que prefería dedicarme todo lo posible al cuidado de Sihuel y de cualquier otre infante que me confiaran, como la adorable Ixchu, hija de otra facilitadora. Y que San, reunía condiciones similares y había llegado a las mismas conclusiones, también corresponsabilizandose de los cuidados.

En la misma línea, fue muy grato ver un progreso claro en la diversidad de participantes respecto al primer TechioComunitario, en donde bastaban los dedos de una mano para contar las mujeres participantes, y en la unidad de Redes Comunitarias que se nos invitó como AlterMundi, fuimos dos hombres facilitadores. Esta vez, no sólo la organización local de Cherán estaba integramente liderada por mujeres: todas las organizaciones participantes estuvieron personificadas por al menos una mujer. En casos como Colnodo, como única representante. En REDES A.C. como amplia mayoría. En roles de facilitación, de capacitación técnica, de documentación, de planificación y ejecución.

En este contexto, pudimos festejar la instalación de los primeros dos LibreRouters en México (de hecho, los primeros fuera de QuintanaLibre), y en el proceso «testeamos» la documentación, las metodologías, el hardware y el software. En este último ítem, durante la instalación en casa de Dani (la prevista administradora de la red) identificamos detalladamente junto con San un «bug» (error de programación) en la configuración de los canales de las radios, que ya fue reportado al equipo de desarrollo y está actualmente en discusión la mejor forma de resolverlo.

La mayor cantidad de enlaces fue, como casi siempre, entre humanos: aproximadamente 50 personas reunidas, llegadas desde Colombia, Brasil, Argentina y de múltiples comunidades de todo México, reencontrándose o conociéndose por primera vez. Tejiendo redes humanas, fortaleciendo las resistencias y conspirando juntes. En un pueblo excepcional, organizado de forma autónoma, gobernado por el sistema de «usos y costumbres», luego de una revolución iniciada por mujeres que detuvieron con su cuerpo a talamontes ilegales, y terminaron expulsando incluso formalmente a los partidos políticos. En palabras de Yunuén, en el cierre del Semillero: «Aún con todas las limitaciones y desafíos que conlleva el autogobierno, en estos últimos 8 años hemos avanzado mucho más que en los anteriores 50 años»

Coolab: Visita Técnica Guyana-wapichan

Una aventura épica en la búsqueda del derecho a la comunicación

Llegué a Guyana el dia 20 de febrero de 2018, volando desde São Paulo hasta Boa Vista, una ciudad muy pobre, en el inicio de lo que seria una crisis humanitaria: la inmigración de personas viniendo de Venezuela. Gregor me habia dicho que allí era el lugar más cercano donde podriamos adquirir aparatos tecnológicos.

Tome un taxi hasta Bonfim, la ciudad del lado brasilero de la frontera (seca) entre Brasil y Guyana. En Bonfim hay internet banda ancha provista por pequeños ISPs. Tomé otro taxi para Lethem, la ciudad fronteriza guyana. En Lethem también tienen internet banda ancha. En el camino, el taxista me preguntó si yo me iria para Georgetown, o si me quedaba por el interior; respondi que me quedaba por el interior y él me explicó que no precisaba pasar por Migraciones, con lo cual pasamos directo. La Policía Federal de Guyana nos dejó pasar sin pedir ninguna documentación y seguimos hacia dentro de Guyana.

En Lethem me esperaba Gregor, un estadounidense que trabaja en Londres, en Digital Democracy, quien me habia convocado con su propuesta. También Ron, un compañero especialista en prácticamente todo, nativo del pueblo Sholinab. Ese sería nuestro futuro centro de operaciones durante la visita, con el objetivo de planear el inicio de una Red Comunitária.

Seguimos de Lethem para Sholinab, un largo viaje de coche, y llegamos al anochecer a Sholinab. El lugar no cuenta con energía eléctrica, y tienen pocos paneles fotovoltaicos, por lo tanto la costumbre era estar a oscuras. Cenamos y fui a dormir en la casa de huéspedes.

Al dia siguiente pude conocer mejor el lugar donde estabamos: un pueblito bien árido, un clima totalmente de Savana, un escenario donde bien se podria filmar una pelicula africana, un lugar increible.

El pueblo tenía varios lugares para reunirse y varios mercados

Usamos la cocina de la casa de Faye, la esposa de Nicholas (Sparrow), el Toshao del pueblo: ambas personas muy inteligentes, que comprendian muchisimo de cualquier tema, y preparaban comidas deliciosas!

El primer dia me presentaron el equipo humano, salvo Aliya que trabaja en un hermoso proyecto en Ecuador y no había llegado todavía. El resto habia venido de diferentes pueblos de la región: Ezra Jeffrey, Phillip Brown (“Philbo”), Tessa Felix (guru en reparación de electronicos) y Angelbert Johnny (Angel) que se convertiría en mi gran compañero de aventuras y maestro, enseñandome cosas que me llevé conmigo para el resto de la vida. Me explicaron como funcionaba el lugar, sus dificultades y sus conquistas (que son muchas!). Me sentia increiblemente animado de estar trabajando con estas personas. Eran muy proactivos para cualquier cosa nueva que les presentara como posibilidades. Ya cuando comenzamos a hablar de aparatos tecnológicos y esas cosas, me mostraron la dificultad que tienen con aparatos que se rompen, pues no tienen donde llevar a reparar los aparatos, y entonces siempre se atreven a abrir las cosas y cambiar piezas. Muchas veces consiguen recuperar cosas rotas, y eso es un éxito fantástico en su contexto, considerando que tienen una internet muy limitada como para buscar información: Pagan USD 400 para una conexión satelital de 1 megabit de velocidad con una latencia que ronda muchas veces los 2000ms.

Antes de viajar ya sabia que usaban energia fotovoltáica, entonces lleve conmigo varios microcontroladores de carga y cosas de repuesto para sistemas fotovoltáicos. Con eso conseguimos recuperar unos cuantos paneles fotovoltáicos que tenían alli sin uso, por falta de controladores de carga. Entendieron mejor como funciona la cosa, y creo que pudieron sumar un par de trucos mas a sus prácticas de reparación de electrónicos. Ezra estaba impresionado:

Tuvimos una reunión con Nicholas, el Toshao del pueblo Sholinab para trazar un plano de acción para mi estadía. Inmediatamente percibi que la ansiedad general se centraba en tener una conexión a internet por temas de seguridad (tienen muchos problemas con garimpeiros que invaden la región) y también motivos económicos, pues el (precario) link satelital tiene un precio muy alto. Esencialmente haríamos un mapeo del área, y yo junto con Algel (Algel conoce a todo el mundo, pues hace un trabajo de mapeo de los territorios ancestrales) daríamos una vuelta por algunos puntos de la frontera con Brasil, buscando algun punto que permitiese geograficamente enlazar el pueblo con alguna conexión a internet.

Antes de salir tuvimos tiempo de brickear (reemplazar infructuosamente el sistema operativo de un router, dejándolo inoperativo) un par de NanoLocos M5 que el Greg habia comprado. El problema tuvo que ver con un binario obtenido del Chef (herramienta online). Generé otro binario usando lime-sdk y pudimos lograr con otros dos routers formar una mesh.

Al dia siguiente, antes de salir caimos en la cuenta que yo estaba ilegal en Guyana, pues efectivamente debería haber sellado mi entrada a Guyana, al contrario de lo que me habia explicado el taxista. Entonces, no sabiamos que hacer, pues eso representaba una amenaza para el Toshao del pueblo: siendo una autoridad local, no podia tener una persona ilegal en su área. Entonces teníamos dos opciones: o bien yo volvía para Lethem a hacer mi entrada oficial al pais, o bien tendría que llevar a cabo la inspección de los sitios evitando cruzar la frontera, acompañado por la suerte de no toparse con ninguna patrulla policial.

Escogimos la opcion mas emocionante: acercarse a la frontera de ilegal, para no perder tiempo pues faltaban pocos dias para presentar una propuesta formal en un encuentro de todos los pueblos wapichan, que representa la mayor institución de toda la región.

Salimos con la moto, y cada pueblo que pasabamos, pediamos permiso al líder local y explicabamos lo que estabamos buscando. Despues de algunas indicaciones nos hablaron de un pueblo wapichan en la frontera con Brasil, que contaba con internet banda ancha en una escuela infantil, y que seria posible que el Toshao del pueblo nos ayudase con un posible punto de conexión. Como yo estaba ilegal, no pude cruzar la frontera y tuve que esperar en Guyana, en compañia de un perrito; Algel siguió para la ciudad vecina y luego de algunas horas, volvió diciendo que allí no había más internet, pues el link era muy malo y no funcionó.

Volvimos a Shulinab, replaneamos todo, miramos detenidamente el mapa… En un buen momento de internet, pude reevaluar las lineas de vista de Boa Vista: percibimos que hacia Lethem era muy difícil el enlace pues habia una montaña muy alta, e incluso superado ese obstaculo, sería solo para alcanzar una conexión a internet no muy buena. Entonces encontre dos montañas muy altas que tenían visión directa hacia Boa Vista. Sin embargo, en la región los pocos puntos altos (cerca de 600 metros de altitud) son lugares sagrados para el pueblo wapichan, donde la gente más antigua todavía hace sus rituales; y también es lugar de disputa, pues hay garimpeiros clandestinos que vienen para saquear minerales y dejar destrucción.

La primera reacción fue negar la posibilidad de acceder a estos puntos para conectar a internet (la gente más vieja todavía considera la internet como una cosa poco importante, que sólo sirve para divertir a los más jóvenes). De hecho, ya con la poca internet que tenían del satélite, tenían muchos problemas con el contenido que los niños accedian, y tenían toda una crisis respecto a la contraseña de internet.

Yo argumenté que internet puede representar efectivamente mucho acceso a contenido poco interesante, pero que también les tocaba educar a su juventud al respecto de este asunto, ya que de lo contrario seria otra gente la que acabaria educando a sus jovenes. Tuvimos un serio debate sobre la importancia de la internet, de todo lo que es sagrado para su pueblo, y de como la internet puede ser una herramienta importante para sus vidas: que decidir el rumbo de eso, solo dependia del propio pueblo.

Él quedo convencido de llevar esa propuesta para los líderes de todos los pueblos, en un encuentro que sucedería en los próximos dias. Pero para eso yo necesitaba presentar un proyecto mas consistente, con presupuesto y todo. El tema es que para armar un presupuesto, precisabamos visitar un lugar de instalación aunque fuera potencial, para tener una noción de lo que gastaríamos para construir una torre en el medio de una montaña inhóspita. El plan de conexión del enlace sería el siguiente:

Asi pues, elegimos una montaña que no era la más sagrada (por motivos que no consegui entender muy bien). Tuvimos la compañia de un guía espiritual: el Gustavo, que fue el último morador del lugar que visitaríamos. Partimos al amanecer, con una moto ibamos yo y Angel, y un Toshao del pueblo vecino fue en otra moto llevando a nuestro guía. Despues de algunas horas de viaje, llegamos al pie de la montaña. Continuamos a pie, yo, Angel y nuestro guía Gustavo.

Seguimos por un sendero, un lugar muy salvaje, frecuentado solamente por cazadores en los ultimos 6 años. Gustavo, nuestro guía, conocía todo el territorio y los peligros que poddriamos encontrar, y nos fue alertando durante toda la travesia. Antes de anochecer llegamos a un campamento… no daria el tiempo para llegar hasta la cima con luz de dia. No habiamos llevado muchos víveres pues sería sumar un peso extra a una dura caminata, entonces Angel ya estaba atento a la posibilidad de encontrar comida durante la caminata. De repente, algo le llamó la atención en el medio de la vegetación: súbitamente se quitó el calzado y salio corriendo hacia dentro del bosque con una escopeta. Yo poco podia entender lo que estaba sucediendo, y me quedé allí con Gustavo, nuestro guía. Descubri que él hablaba también portugués, y nos pusimos a conversar. Me explicó que él había vivido allí durante más de 40 años, y hacía unos 6 años que se había ido pues ya se estaba poniendo viejo, y viviendo solo, no le quedo otra opción que ir a vivir mas cerca de los pueblitos. Me comentó también que el sítio donde estabamos era donde siempre habían vivido sus antepasados, donde lograron protegerse durante siglos de la amenaza de los hombres blancos. Fue un lugar estratégico para la protección de su pueblo pues tenian gran habilidad con arco y flecha, y sus enemigos no conseguian aproximarse debido a la complejidad del terreno.

Nos interrumpio un ruido aterrorizante que venia del bosque: era un tiro disparado por Angel, que luego comenzo a gritar desde la espesura. Gustavo me dijo que le habia acertado a un jabalí, y que estaba precisando ayuda para rescatar la presa. Nos adentramos también en el matorral y lo ayudamos a transportar la cena.

Hicimos una hoguera para cocinar la cena. Comimos y después colgamos hamacas de los árboles para dormir. Ya era noche cerrada cuando recibimos un visitante un poco descontento con nuestra actitud de haber cazado. Según Gustavo era un jaguar, que estaba muy furioso por tener intrusos en su área de caza. Cada 5 minutos nos llegaba un rugido desde un lugar diferente del bosque. Según Gustavo, esa era la táctica del jaguar para confundirnos y provocaros miedo. De modo que nos indicó hacer fuego a nuestro alrededor, para que el jaguar se alejase. En ese momento, comencé a reflexionar sobre la vida misma, y como hubiera sido genial haber vivido justo hasta aquel momento: si me fuese encontrar a la muerte en ese instante, no seria algo malo, me sentiría orgulloso de morir haciendo algo en lo que creo, y de una manera tan épica! Pero nada de muerte, hicimos el fuego y a eso de las dos de la mañana el jaguar se fue y pudimos dormir. O por lo menos intentar dormir. Yo, particularmente, me quede despierto toda la noche, manteniendo el fuego encendido… por si acaso nomás.

Al dia siguiente nos despertamos en un estado muy particular de conexión con la naturaleza, estabamos más alerta. Relevamos un poco el área y salimos en busca de agua. Encontramos un lugar con agua y nos abastecimos para la segunda jornada: llegar hasta la cima de la montaña. Así fue que dejamos nuestras cosas en el campamento y seguimos cuesta arriba sin mucho peso. Después de dos horas de caminata y compartiendo mucho conocimiento sobre los árboles y las marcas de los antepasados, llegamos hasta el punto más alto. Pudimos avistar Boa Vista y también un par de pueblos wapichan.

Colectamos puntos GPS para un mapeamento que estan llevando a cabo para otro proyecto. Desde allí también fue posible tener señal de telefonía movil, algo que funciona en pocos lugares.

Percibimos la presencia de muchas piedras, lo que puede facilitar la instalación de la torre pues podemos afirmar la torre con las piedras, en vez de gastar cemento en fabricar muertos. Creo que utilizando las piedras con una mínima cantidad de cemento tendremos una buena estructura para la torre. Hay, sin embargo, arboles muy altos, que habria que cortar o bien hacer una torre considerablemente alta para superar la copa de dichos arboles.

Volvimos al campamento, recogimos nuestras cosas y emprendimos la vuelta, con mucho mas peso pues sumamos una cantidad considerable de carne. Gustavo fabricó unas bolsas trenzadas con hoja de coquero para llevar la comida a casa.

Despues de todo el trayecto de vuelta, llegamos a Shulinab pero ya no quedaba nadie alli: se habian ido para otro pueblo donde seria el encuentro de todos los pueblos. Ron nos buscó con un coche, y fuimos para el encuentro donde yo tendría que presentar la propuesta (frente a todos los líderes de los demás pueblos) de usar aquel punto en aquella montaña sagrada para instalar una torre de internet. Y encima, que necesitarian ellos necesitarian destinar recursos de un fondo que tienen para esas cosas. Tuvo lugar una articulación política que no entendí completamente, y mientras me preparaba mentalmente para hablar al final del día, reorganizaron la agenda y me pidieron que presentara mi propuesta en aquel mismo momento, recién llegado.

Greg hizo toda la introducción de los desarrollos que estuvieron haciendo todo este tiempo en la región, y la propuesta de internet. Angel traducía todo a su lengua nativa. Luego yo hable de los puntos más tecnicos, lo cual generó un intenso debate. Esencialmente, logramos convencerles de que podrían tener su propia red de comunicación, teniendo autonomía respecto a la tecnología y al servicio prestado. La mayoría estuvo a favor, y acordamos que yo confeccionaría un presupuesto más detallado para que ellos destinasen el dinero del fondo que tenían para eso.

Yo tenía que emprender mi vuelta al dia siguiente, pues no habia muchas posibilidades de transporte hasta Boa Vista, y decidimos que aprovecharía para pasar una jornada en Boa Vista buscando un lugar donde colocar la otra torre necesaria para el enlace. Fui para Boa Vista y me pasé el dia buscando proveedores de internet, en particular de banda ancha, para potencialmente contratar una conexion en el domicilio de una asociación indígena hermanos de los wapichan. Resultado, encontre algunos proveedores con diversos planes.

Al dia siguiente, Greg me envió un e-mail pidiendo urgentemente el presupuesto, pues habia surgido la posibilidad de comprar los equipos con un fondo que tendria que ejecutarse de inmediato, o expiraría. Entonces hice un presupuesto bastante a las corridas, para que pudiesen aprovechar para comprar los equipos para la torre.

Deste entonces, Greg tiene entre sus planes pendientes organizar una visita con más gente voluntaria para desarrollar este proyecto.

Mesh is in the Air!

We keep the approach to test the performance of different routing protocols for ad-hoc networks and combine it with the celebration of the 15th anniversary of the yearly Freifunk community get together. The mix becomes a global gathering of wifi tech experts, mesh developers and community networkers that join the event to hack, test, discuss, explain, learn and barbecue at c-base, Berlins famous hack-space-station.

The BattleMesh is free of charge and open for all, every year we strive to keep participation costs low by negotiating deals for accommodation and food. There are also some travel scholarships that are given preferably to people not living in Europe, to enable members of worldwide wireless communities to attend the event.

This year the event will take place from Monday 7th to Sunday 13th of May, 2018 in Berlin, Germany. The event is locally organized by Freifunk, Germany’s community wireless network.

AlterMundi endorses and supports “Mesh is in the air” not only for the efforts made by its community to advance the field of wireless mesh networking and foster the development of grass-roots community networks, but for their contribution to digital freedom rights movement, humanitarian aid, empowerment of peoples tech/net/media competency and a free and open civil society.

We will support the event by:

  • helping to promote the event
  • bring members of the community to the event
  • give talks about advancements of our work

Autonomía Digital en el Cauca


Taller práctico para la construcción de Internet Comunitario

Popayán, Colombia – 23 de enero al 29 de enero de 2017

La Organización para el Desarrollo Urbano y Campesino (ORDEURCA) se propuso realizar un taller práctico de la construcción de Internet Comunitario y nos invitaron a compartir nuestra experiencia.

“Reconociendo la importancia de contar con herramientas seguras de comunicación en las comunidades campesinas, indígenas y afro, la falta de acceso al internet en muchas zonas rurales y la monopolización de las infraestructuras existentes de telecomunicación” (Convocatoria ORDEURCA)

Lunes 23 de Enero

A lo largo del día llegaron las personas de diversas regiones, dispuestas a participar en el taller durante 6 días. Fue un grupo muy diverso en términos de experiencia técnica, contexto de vida, edad, instituciones, etc…

Recorrimos la finca de ORDEURCA, reconociendo el terreno y las actividades llevadas a cabo en el sitio.

Nos presentamos, compartimos las expectativas y planeamos la semana en conjunto.

Martes 24 de Enero

Patricio e Isa nos llamaron a reflexionar sobre el origen de los electrónicos en términos de las condiciones de producción (trabajo, medio ambiente), Moritz explicó cómo funciona Internet (haciendo hincapié en cuestiones de seguridad), y Wilson expuso las 4 libertades de las redes libres

  • Eres libre de utilizar la red para cualquier propósito en tanto que no perjudiques al funcionamiento de la propia red o a la libertad de otros usuarios.
  • Eres libre de saber cómo es la red, sus componentes y cómo funciona.
  • Eres libre de hacer uso de la red para cualquier tipo de comunicación y difundir su funcionamiento.
  • Incorporándote a la red ayudas a extender estas libertades en las mismas condiciones

Cerramos el día con un automapeo de las comunidades presentes.


Miércoles 25 de enero

Empezamos con actividades técnicas como ponchar cables de red, desempacando antenas (ubiquitis) y routers (TP-Links) y empezamos a entrar en las configuraciones de los routers con el firmware de fábrica.




Además Wilson y Marcia compartieron su experiencia de Bosachoque Libre (red comunitaria).

Jueves 26 de Enero

Continuamos con las actividades técnicas configurando las antenas Ubiquiti. Con una actividad humana, representando pueblos con antenas, llegamos a la explicación de modo ‘punto de acceso’ o ‘estación’ de las antenas.

En la tarde un compañero nos daba un panorama sobre minería tradicional sustentable, ancestral, familiar. Nos hizo reflexionar sobre la minería, el origen de los materiales utilizados en la electrónica, soluciones para el medio ambiente y mucho más. Para ayudar a imaginarse la situación, nos sirvió el documental El Oro para Suárez – Mineros Ancestrales en Resistencia

Cerramos el día con un taller en grupos “flashando” los routers TP-Link con el software LibreMesh.

Viernes 27 de Enero

Arrancamos configurando las antenas para la instalación en el territorio local. (montamos dos enlaces punto a punto, conectando la cocina con el camping y de ahí a un tanque de agua) e hicimos la planificación en un mapa, además de prever materiales y herramientas necesarias.

Al instalarlas, orientamos las antenas visualizando el nivel de señal en los smartphones, para lo cual fue necesario aprender a configurar una IP estática en Android. También usamos un laptop para referencia.


En la tarde se concretó el enlace con Popayán (a 5 kilómetros) con un grupo que bajó a la ciudad. Así pusimos en práctica todo lo aprendido en los días anteriores.

En la noche un grupito con ayuda de Wilson hizo una demostración de un servicio local de telefonía (VOIP usando Elastix) para hacer llamadas entre móviles, sin tener Internet.

Sábado 28 de Enero

Arrancamos con una ronda de expresión, reflexionando sobre objetivos iniciales y expectativas cumplidas.
Consideramos los contenidos que faltaron en el taller, para tenerlos en cuenta durante el último día y en el futuro.
En la tarde hablamos sobre los costos de los equipos y materiales de red, y discutimos algunos modelos de autosostenibilidad económica.

Finalmente cerramos el taller con mucha alegría.

Una participante escribió, luego de volver a su comunidad:

“muy chévere! gracias al taller llegué acá mas ducha.
Tenía un problema en mi tablet y gracias a lo aprendido logre arreglarla…
todo fue muy chévere, mucho aprendizaje”

LibreRouter presentation at Metalab

On 11th November, Isa and Gui held a session about LibreRouter at the Metalab in Vienna, Austria.

A quick overview of the networks in Latin America was given, explaining the motives behind the LibreRouter initial idea, and how the recent progress unfolded. Drawing connections with other movements, and taking the opportunity to promote the upcoming BattleMesh v10 Edition, while at the same time remarking the current lack of diversity of the developers community (mostly white males) and how projects like LibreRouter, which involve many different skills, can help change that situation.

The gender distribution of the audience surprised some of the local Metalabbers, accustomed to an overwhelming male majority, since in this case men represented only half of the public. This was deemed in part thanks to an invitation distributed over the Femail list.

An interesting piece of feedback came from Jackie, one of the attendees, the day after the talk:

I was yesterday at the presentation and found it very interesting. Mainly because I had already the impression in advance that your project is perhaps not quite as nerd-centered as other projects (like FunkFeuer). I guess that this also has to do with the economic-social conditions.
Anyway I would have found interesting further discussion about inclusion / exclusion. Because at least in Vienna, I know there are always groups like “Yeah, we are all open to the participation of women* and other marginalized groups” and they would enjoy inclusion, but nevertheless the active invitation politics don’t work so well for some reason.

To put this into context: Jackie participates in the diebin.at collective, where they organized a Linux Intro Workshop for women* and trans people with the initial hope of gathering maybe 15 persons, and ended up getting more than 40 registrations, evidencing the need of such spaces.

Simon, another attendee, also commented afterwards:

I think it is always great to see how people on the other end of the world handle the technology, how it is a community event and all kind of people participate (young and old, men and women). I love the photos and videos shown, it’s really great to see what’s happening and how we are connected through this technology.

AlterMundi con Nuvem: Estación Rural de Arte y Tecnologia

Un proyecto de autosuficiencia tecnológica desarrollado por gente latinoamericana y europea que vive y trabaja en la Hacienda Nebulosa.

El desafío consiste en llevar la tecnología hasta la zona rural para conjugar los beneficios de ambas: el ambiente campestre y el progreso tecnológico.

Durante el proceso, procuran aprender y compartir para crear una red de conocimiento en un contexto rural, y proveer servicios de telefonía e Internet para la comunidad de Vila da Fumaça, Brasil.

Entrevistas con Bruno Viana, Hiure Queiroz, Isabel Schwager, Thiago Novaes, Elizabeth Nunes, Guido Iribarren, Antonio Paulo da Silva y Tânia Gonzales.

First experience at IETF 96

Last week, we were cordially invited to take part in the IETF 96 in Berlin with the exceptional support of Christian from ISOC.
It was an interesting experience, a little bit daunting at first, but very valuable to meet the people that define the Internet standards, and to witness the consensus process in first person.

Gui attended the event representing AlterMundi, along with Gio (core LibreMesh developer), Axel (BMX6 developer), Al (guifi.net member), and Lusy (Freifunk). We were very happy to meet there people that participate in the BattleMesh, and are thus related to community networks, such as Simon (BATMAN-Adv developer), Juliusz (Babel developer), Roger (guifi.net foundation), Panayotis (MAZI) and Dave (Bufferbloat) among other people.

Christian was at all times very welcoming and helpful: in general terms, he was eager to make social bridges between the community networks crowd and the IETF environment, which evidently benefits both parties.
In particular, he was interested in helping standardize the dynamic routing protocols that are being used in real-life networks, such as BMX6 and BATMAN-Adv, with the goal of enabling wider collaboration or adoption in other (more corporate or industrial) environments, as far as I could understand.

Regarding the formal agenda, the three most relevant sessions for our current work were:

  • MANET, which included a presentation on mesh network coding by Simon Wunderlich
  • GAIA, featuring Panayotis putting focus on network local contents and services; and Roger, giving an extensive overview of the current economic system that is fostering transparency and growth in guifi.net, with the support of the Foundation
  • BABEL, with some discussions about the future development of the protocol, as well as a review of the current state of USB networking by Dave.

In addition, we also joined the weekly Freifunk community meeting at the c-base, rejoicing with longtime friends such as Andre and Elektra.

At the same time, Pau (another LibreMesh core developer) was also in Germany but in Leipzig, collaborating with other Freifunk members to adapt the LibreMesh firmware and deploy it in the local networks.

All in all, a very good opportunity to strengthen the social network, much needed during the coming months of work on the LibreRouter project

Una semana en MulukukuLibre

Hacia el final de Enero 2016, estuve 10 días conociendo a la gente maravillosa de la Cooperativa Maria Luisa Ortiz, en el pueblito de Mulukuku, Nicaragua.

Compartimos una semana intensiva de capacitación de Red Comunitaria estilo AlterMundi, a fin de que aprendieran a montar todo con sus propias manos. La premisa desde el primer día fue que mi papel era facilitar el aprendizaje, y no montar ningún equipo yo mismo. El objetivo principal no era tener una red andando, sino aprender todo lo posible. Si, en el proceso didáctico, lograban también dejar una red andando, tanto mejor, pero eso sería un producto derivado del aprendizaje.

Al momento de comenzar, contaban ya con varios equipos: Ubiquitis de 5ghz (un par de Rocket M5 con antena sectorial, y 4 NanoLocos M5) y unos 6 TP-Link WDR3500 doble-radio (2.4ghz y 5ghz simultáneos), como tambien un poco de cable ethernet y algunas fichas RJ45. Todo esto había sido comprado con una subvención de la OTI, pero había sido comprado en el exterior y traído al pueblo por gente extranjera amiga de la Cooperativa, que hace muchos años viene ayudándoles en diferentes asuntos técnicos, entre otros la exitosa Radio FM Mulukuku. La desventaja, en este caso, fue que la gente local no tenía muy claro donde podrían comprar repuestos, o más equipos en caso de querer expandir la red. Buena parte de los equipos estaban guardados en una caja, a la espera de la próxima visita “técnica” extranjera, pues las anteriores visitas, con tiempo limitado, hicieron un gran (y valorable) esfuerzo en montar una red inicial, dejando en segundo plano la generaciõn de conocimientos en la comunidad local.

La siguiente “visita técnica” fui yo, invitado integramente por la Cooperativa (me brindaron el transporte, alojamiento, comida, y muchisima buena onda), que les propuse esta dinámica de trabajo distinta, y haciendo foco explícito en la participación de mujeres, aunque sin excluir a los hombres. El resultado fue un equipo con igual proporción de mujeres y hombres, que al cabo de una semana había logrado conectar la Radio con la Cooperativa, 4 casas del barrio Ceiba, la Finca, y otra casa distante (Verónica), sin dudas mucho más de lo que podría haber logrado yo sólo en ese mismo tiempo, pero sobre todo resultando en una gran satisfacción y mayor apropiación de la tecnología. En los 4 meses que pasaron desde entonces, han logrado mantener la red andando, animándose a modificar cosas sin ayuda externa.

Las protagonistas del taller fueron Conchita, Betania, Carmen, Doris, Nelson, Luisito, Petter, Erick, Noel… pero contamos con el soporte imprescindible de toda la gente de la Cooperativa y vecindad. Y claro, la coordinación incansable de Grethel.

A modo de referencia, dejo una cronologia del desarrollo del taller:

Domingo 24

• Llegada, presentaciones y charlas informales, paseo por el pueblo y alrededores, reconocimiento conjunto del ambiente.
• Por mi parte, conocer la vegetación, construcciones, y elevaciones naturales; es decir, ver un paisaje desconocido, con ojos de técnico.
• Y la gente local, ir aprendiendo primeras nociones de linea de vista, reconocimiento de referencias… Practicar un punto de vista nuevo para procesar el paisaje que ya conocen.
• Evaluación de enlace posible desde la Finca de Grethel hacia el pueblo (1km, tapado por vegetación)

Lunes 25

• Por la mañana, empleados de la Finca podaron 3 árboles para despejar la linea de vista, y junto con Noel instalaron un Ubiquiti NanoLoco M5 apuntando hacia el pueblo.
• 15pm a 18pm, Taller introductorio de planeamiento de la red, cálculo de distancias con google earth, etc

Martes 26, 14pm a 18pm

• Primer taller de configuración de NanoLocos (Laboratorio “manos en la masa”) e introducción a conceptos básicos de red (direcciones IP, SSIDs, cables ethernet…)
• Reconocimiento de la red cableada actual de la Cooperativa, primeros
mapeos y diseños conceptuales en papel

Miercoles 27, 14pm a 18pm

• Danilo, trabajador de la cooperativa, debe viajar a Matagalpa (la ciudad grande más proxima) y aprovecha el viaje para comprar cable ethernet, ponchadora y fichas RJ45. (Primera compra local y autónoma de materiales!)
• Flasheado de TP-Links con LibreMesh (Protagonizado por Carmen, que había participado de un taller similar en Brasil)
• Configuración de NanoLocos (esta vez, para un enlace real: barrio Ceiba)
• Reenlazar Finca con Radio (en vez de con Ciber) mediante reconfiguración remota de NanoLocos

Jueves 28, 10am a 17pm

• No hubo energia eléctrica en el pueblo durante todo el dia, realizamos las actividades del día en la Cooperativa pues cuentan con energia solar.
• Taller de uso de los TP-Links con LibreMesh
• Taller de mapas de red, entender las divisiones entre una subred y otra, cómo se “corta” una red y cómo se conecta con otra.
• Taller de ponchar fichas RJ45
• Por pura casualidad, llegaron por la tarde representantes de TELCOR (El ente gubernamental que regula de las telecomunicaciones) a visitar el telecentro de la Cooperativa (Un proyecto que mantienen hace 6 años). Aprovechamos la oportunidad para celebrar una reunión impromptu, donde surgieron felices coincidencias de perspectivas sobre el despliegue de Internet en zonas rurales.
∘ Intervención-apropiación de la red existente: Cambiamos un router Cisco (que no habia sido tocado en 6 años) por un TPLink con LibreMesh, luego de la reunion de TELCOR.

Viernes 29, 10am a 16pm

• Instalaron en casa de Yahaira el NanoLoco configurado el miercoles (para barrio Ceiba), y un TP-Link con LibreMesh
• Tiraron un cable ethernet entre Yahaira y Nelson, de 68mts
• Instalaron otro TP-Link con LibreMesh en casa de Pedro
• Tiraron otro cable ethernet, desde Pedro hacia Carmen, de 78mts
∘ Una de las puntas estaba mal hecha, “No entraba el internet”: diagnosticaron el problema entre todas, y re-poncharon la ficha exitosamente
• Nelson y Erick se quedaron, luego de las 16pm, hasta la noche profundizando en la configuracion de los Ubiquitis, reseteando los Rocket y reconfigurándolos, probando diferentes cosas.
• Por mi parte, durante la noche monté una primera version del sistema de portal cautivo con control de acceso (contraseñas), para probarlo durante el fin de semana y readaptar lo que hiciera falta en base a esa experiencia

Sabado 30

• Pasamos un dia refrescante en el rio del pueblo, una gran familia extendida de todas las mujeres de la Cooperativa, con hijas e hijos, parejas, amistades y mucha alegría 😀

Domingo 31, 08am a 20pm

• Configuraron los Rocket para reemplazar los NanoLoco de la torre de la Radio
• Los reemplazaron, y bajaron los NanoLocos
• Reconfiguraron los NanoLoco, y montaron uno en casa de Veronica
∘ se pelearon mucho con las fichas RJ45 del cable ethernet
∘ y con las luces (LEDs) del NanoLoco, que no se veian a la luz del dia
∘ también cometieron un error en la configuracion del NanoLoco
∘ Erick, que estaba montando el NanoLoco en un árbol, sufrio una pequeña caída, pero sin consecuencias afortunadamente
• Luego se intentó enlace donde Betania, pero resultó que la linea de vista está bloqueada por árboles

Lunes 1, 10am a 18pm

• Reunion de cierre, recapitulación de la semana, elaboración de esta cronología
• Taller de uso de Android sin Internet, para compartir información entre celulares, combinando aplicaciones “Share via HTTP”, “Barcode Scanner” y “APK Share”
• También, testeamos algunas alternativas a Whatsapp para usar sin Internet, “Conversations” y “Antox”
• Hacia el final de la tarde, montaron nodo en casa de Norma, con un NanoLoco que resultó no estar bien configurado. Pasé a visitarles cuando ya se estaban yendo (frustrados), y aprovechamos la oportunidad para hacer un tallercito intensivo con Erick y Nelson para profundizar más en aspectos técnicos de los NanoLocos, su configuración, y su interfaz web. Entonces, lograron reconfigurar el NanoLoco correctamente y dejar el enlace andando.

Martes 2

• Ya “fuera de programa”, configuré un streaming web para la Radio Mulukukú, e hicimos una minicapacitación al respecto con Conchita, Aldo y Luis.

Miercoles 3, en Managua

• Reunión con los directivos de TELCOR, con Grethel, Carmen, Norma y yo. Expresaron mucho interés en la iniciativa y apoyo total en lo que haga falta, considerando a la experiencia como un piloto con vistas a replicarlo en otras partes del país.
• Despedida hasta la próxima 🙂

Workshops at the IFF 2016

Gui and Isa were representing AlterMundi at the Internet Freedom Festival in Valencia, Spain. In 2 sessions we shared our experiences from Quintana Libre, the beginnings of Delta Libre and the Fumaça Project in Brasil.

Many people asked us about building a network in other parts of the world like Nigeria, Colombia and Cuba. The first session was called Autonomous Wireless and GSM Networks

We invited Gio from Italia and people from guifi.net, to share the experiences of building mesh networks in different parts of the world.

Some participants in the audience already had experiences using a mesh network. For others it was the first contact with the topic. It was a great opportunity to share experiences, ideas for future projects and existing networks.

Some days later we offered a hands-on workshop Deploy an emergency Libre-Mesh network with local services

24 participants grouped together in teams and flashed several routers with Libre-Mesh firmware, spread them around, and tested the network with their own devices.

Questions were answered and analyzed. Diverse people came to join the workshop. After flashing the routers, we used different applications in the mesh like an etherpad, deployed live by one of the participants in their own laptop. Furthermore we collected ideas for local services that could be running within the mesh network.

Experiencias con Telefonía Celular Comunitaria

Hace un par de semanas, el martes 19 de enero de 2016, organizamos junto con Bruno de Nuvem.tk un workshop de GSM (telefonía celular) en Casa Nuvem, Rio de Janeiro. Empezamos con una ronda de presentaciones, donde quedó claro que la convocatoria había juntado un grupo muy interesante: un par de personas de Nuevas Fronteras del Control, un activista de Fight for the Future, otro de Tactical Tech, varias de Espectro Livre / Radio Livre, y gente de la Casa Nuvem, claro.

En total eramos unas 12 personas, y afortunadamente no era una reunión exclusivamente de hombres (como es habitual en talleres “técnicos”): 3 participantes eran mujeres, sin duda animadas por el ambiente inclusivo que caracteriza a Casa Nuvem.

Estuvimos haciendo una demostración práctica de una BTS (estación base) autogestionada (que trajo Bruno, originalmente instalada en el pueblo de Fumaça). Con el equipo sobre la mesa, nos registramos a la red con los celulares que tenia cada una, e hicimos llamadas de prueba entre participantes. Charlamos sobre las posibilidades de la tecnología, costos, desafíos legales y técnicos…

El hardware y software era el mismo que utilizan y desarrollan en Rhizomatica, grupo pionero del tema en el mundo, con el cual tuvimos la feliz oportunidad de colaborar en persona durante algunas semanas de noviembre de 2014.

En aquellos días, Luisa estaba haciendo un fotoreportaje, y Keka un documental (todavia en producción), ambos sobre el trabajo de Rhizomatica en la Sierra Norte de Oaxaca. Desde entonces, el proyecto en México ha crecido a pasos agigantados, llegando hoy en día a 16 comunidades que cuentan con su propio servicio de telefonía celular autogestionada.

Un poco antes en 2014, también Al & Griselda (de guifi.net) habian estado visitando a Rhizomatica en Oaxaca. Meses más tarde, junto con Bruno (de Nuvem) se propusieron replicar la experiencia de forma independiente (un hito siempre deseado en los proyectos descentralizados) en Brasil, y nos convocaron para dar una mano. Así, en julio de 2015 materializamos en conjunto la primera red comunitaria de Internet (estilo AlterMundi) con red GSM autogestionada (à la Rhizomatica) en el pueblo de Fumaça, Rio de Janeiro.

Tuvimos la suerte de conocer tambien a los rhizomaticos Dave y Kino que, luego de vivir en primera persona los avances, dificultades y aprendizajes de Rhizomatica durante el 2015, aportaron las novedades al encuentro de octubre en Nuvem compartiendo experiencias a lo largo de varias jornadas con gente de Nicaragua, Bielorusia, Estados Unidos, Brasil y Argentina.

Una ejemplo más de que, articulando movimientos y colectivos, vamos construyendo las redes sociales, afectivas y colaborativas que hacen posible el desarrollo de los proyectos que soñamos y concretamos.