Práctica comunitaria de Armado de Cables de Red en Encuentro de QuintanaLibertarixs

QuintanaLibre es una red comunitaria de Internet que se ha sostenido desde el año 2011. Se encuentra en los pueblos de José de la Quintana y Villa San Isidro, a poco más de 60 km. De la ciudad de Córdoba, Argentina. Cuando empezó a organizarse la red, en estos pueblos, no existía manera alguna de poder comunicarse: no había señal de celular, tener telefonía fija era imposible y los proveedores de Internet no llegaban.

Actualmente, forman parte de la misma alrededor de 60 familias que gestionan de manera comunitaria su infraestructura de comunicación. Esta gestión abarca el área de despliegue, mantenimiento, formación y administración. Desde sus comienzos, la infraestructura de red es en malla y descentralizada y la mayoría de los nodos fueron construidos colectivamente en múltiples talleres que se desarrollaron en la historia de vida de la red.

La idea de hacer una jornada de práctica comunitaria de armado de cables surgió como una necesidad reciente de algunos de sus participantes. En varias ocasiones mientras se organizaba la jornada de trabajo del montaje de algún nodo llegaban al grupo de comunicación interna mensajes diciendo…”¡por favor, que venga alguien que sepa crimpear!”

Crimpe… ¿Qué?

Se le dice “crimpear” a la acción de armar cables de red. Su nombre deviene del nombre de la herramienta que se utiliza para su realización que se llama “crimpeadora”. En otros lugares también se le dice “ponchadora”. En resumen, es una pinza que aprieta y une el cable a la ficha de red.

Y… ¿Por qué aprender a crimpear?

Porque aprender a crimpear, también, es sumar herramientas para la gestión colectiva y social de una red comunitaria. Si más personas tienen ese saber… más personas tienen ese poder! Y eso se convierte en la posibilidad real de gestionar y mantener colectivamente nuestras propias infraestructuras de redes comunitarias de Internet.

Sus integrantes nos cuentan en primera persona la experiencia de esa jornada 🙂

El último día de Agosto nos encontramos con la excusa de practicar cómo se arman los cables de red UTP. Fuimos quince miembrxs de la red QuintanaLibre: SoniaM, Osvaldo, Virginia, Daniel, Laura, Mario, Luciana, Germán, Manel, Florencia, Silvia, Irene con sus niñes Anita y Santi, Graciela, NicoP, Jésica con su hije Sihuel y Melina que estaba de visita por nuestro pueblo y se sumó a compartir con nosotrxs.

Para empezar nos presentamos con la consigna de, además decir quiénes somos, compartir con nuestros y nuestras compañeras la ubicación de nuestras casas y nodos y con quiénes nos conectamos y quienes se conectan a nuestro nodo (por WiFi, por cable, etc.). Así fuimos tomando noción de cómo somos nosotras y nosotros mismos quienes vamos tejiendo esta red de Internet pero también de personas.

Fue un momento distendido para conversar de otras cosas, algunas relacionadas con la red directamente, otras relacionadas con experiencias personales y en nuestros pueblos como también de construcción histórica de nuestra comunidad.

Luego continuamos explicando y conversando sobre los cables, su utilidad, sus usos en nuestra red, su durabilidad, su resistencia y fragilidad para finalmente pasar a la práctica del crimpeado.

Utilizamos cables UTP cat5 doble vaina para uso exterior, puesto que es el cable que utilizamos en nuestra red. Para la ocasión, nos servimos del instructivo de armado de cables de red de AlterMundi, disponible en docs.altermundi.net

Fue un momento de mucha distensión y diversión. Sorprendió por la cantidad de detalles inesperados a tener en cuenta y porque realmente, no pensábamos que podíamos necesitar tanto intentos para lograr un cable correctamente hecho!

Al final de la práctica, cada persona relató su experiencia con el cable, detallando aquello que no había quedado bien en cada caso y cómo pudo mejorar la técnica para obtener mejores resultados.

Algunas de las fallas más frecuentes fueron que:

  • Se crucen los cables inadvertidamente durante la colocación de la ficha.
  • Al cortar la vaina externa se dañe el recubrimiento de los filamentos internos.
  • No queden bien ¨peinados¨ los filamentos y se doblen al intentar poner la ficha.
  • Los filamentos queden cortos y no lleguen al fondo de la ficha.
  • La vaina negra no llegue a la pestaña de presión que la afirma a la ficha. En algunos casos queda muy por debajo dejando a la ficha sin un punto de fuerza que no sean los filamentos mismos. En otros casos queda justo a la altura de la pestaña lo que provoca que la vaina haga fuerza contra esta pestaña tirando aún más de los filamentos, en la parte en la que están unidos a la ficha por los dientitos de los terminales metálicos.
  • Aunque el el cable esté bien armado, al momento de crimpear no se sostenga bien el conjunto y queden en mala posición los filamentos y/o la vaina externa.
  • No presionar la pinza de crimpear a tope, dejando los terminales a medio bajar, o resultando en que algunos filamentos no quedaran bien armados. Esto se notó también al usar el tester de cables de red.
  • Utilizar pinzas que no estén en buen estado, que no den resultados confiables aún siendo metódicos en la tarea.

Durante el encuentro surgieron algunas preguntas que no eran específicamente sobre el armado del cable porque la curiosidad estaba en ebullición y teníamos ganas de saber más. Aquí, un intento de ordenar estas ideas y curiosidades:

  • Curiosidades sobre los cables UTP y fichas RJ45:
  • Frente a la pregunta sobre si es suficientemente correcto cualquier secuencia de colores, siempre y cuando ambas puntas tengan la misma secuencia, surgieron dos consideraciones. Por un lado, nuestra red utiliza la norma B para cables de red. Este acuerdo nos permite reparar las puntas de nuestros cables sin necesidad de tener que ver el otro extremo (por ejemplo, no necesitamos subir al techo a ver el extremo conectado al nodo cuando necesitamos reparar el extremo en el interior del hogar). Por otro lado, el diseño de los cables trenzados responden a estrategias físicas para evitar que los filamentos se interfieran entre sí cuando transfieren energía, por lo que podemos tener suerte e ¨inventar¨ una secuencia que no afecte tanto el rendimiento del enlace cableado, pero estaríamos desaprovechando toda una historia de diseño de los cables de red que está a nuestro servicio.
  • Si bien decimos que hay pares de filamento que se utilizan para energía (pares azul y marrón) y pares que se utilizan para datos (pares verde y naranja), la realidad es que por los filamentos sólo pasa energía, impulsos eléctricos. En el caso de los cables que se utilizan para datos, son los dispositivos los que toman estos impulsos y los decodifican en forma de datos.
  • Además hay casos en los que los mismos filamentos se utilizan para datos y para transmitir energía al nodo, como es el caso de las conexiones GigaBit.
  • Dependiendo de la composición del suelo y la frecuencia de descargas eléctricas provenientes de tormentas, es posible que una conexión cableada subterránea de largo alcance (más de 50metros) puede conducir esta energía dañando los dispositivos conectados directamente. Esto no significa que en todos los casos lo mejor sea poner otro nodo WiFi, sino que es tarea del equipo de la red ir investigando las condiciones locales para evaluar en qué casos es mejor hacer conexiones cableadas subterráneas, cableadas aéreas o montar un nodo WiFi más. También no olvidar este detalle si se vuelven frecuentes los daños a equipos de la red por problemas de energía.
  • Sobre la conexiones WiFi:
  • Dos conexiones WiFi demasiado cercanas pueden interferirse mutuamente. También si ambas enlazan principalmente con el mismo nodo, aumenta la exigencia de este al ser dos nodos en vez de uno, y que además se estén interfiriendo. En estos casos se debe evaluar la conveniencia de conexión cableada, subterránea o aérea.
  • Las antenas WiFi no emiten o reciben, sino que las antenas emiten y reciben. Aún en nodos que son extremo en la red, sus antenas emiten y reciben. No se debe confundir el hecho de que un hogar enlace únicamente con otro hogar con el funcionamiento de las antenas.

La sensación al final fue de satisfacción por la tarea y por el encuentro, cerrando con una cena compartida con compañeros y compañeras de proyecto de red más unidxs y entusiasmadxs 🙂

Cumbre Latinoamericana de Redes Comunitarias

Durante el 7 y el 16 de Septiembre sucedió la Cumbre Latinoamericana de Redes Comunitarias. Una jornada intensa y muy valiosa que puso el foco en empezar a construir un espacio colectivo que habiten las redes comunitarias de nuestros territorios.

Asistieron múltiples participantes. Eso dejó en evidencia que las y los que habitamos las redes comunitarias somos las mismas personas que habitamos el mundo: un mundo diverso, potente y hermoso.

Éramos comunicador@s, éramos desarrollorador@s y profesor@s. Éramos personas comunes y unidas por una misma fuerza. Éramos miembr@s de redes comunitarias, de organizaciones y asociaciones de la sociedad civil. Éramos abogad@s y militantes de la cultura y el software libre. Éramos investigador@s y trabajador@s. Y nos dimos cuenta que l@s que ahí estábamos éramos las y l@s que hacemos con nuestras manos nuestros pedacitos de Internet. L@s que pensamos que Internet es un bien común. En la Cumbre dejamos la huella para seguir trabajando sabiéndonos organizados y en red para los desafíos que elegimos como futuro.

Como fruto del trabajo de esos nueve días redactamos un Documento Final donde hablamos de lo que somos, lo que queremos, lo que necesitamos y cómo queremos hacerlo. Se encuentra disponible en español y en inglés(). Aborda temas como la definición de red comunitaria, financiamiento, aprovechamiento de recursos para zonas desatendidas (Ancho de banda ocioso, Extensión de puntos públicos de acceso, Gestión comunitaria de planes estatales, Acceso a infraestructura, Interconexión libre, Tránsito, Recursos IP), Marco Regulatorio (Legalización, Espectro y Excenciones impositivas para redes comunitarias) y Horizontes y desafíos (Formación, Tecnología, Incidencia regulatoria, Contenido local)

Participaron de la Cumbre Latinoamericana de Redes Comunitarias, Argentina, 2018 y acompañaneste documento las organizaciones latinoamericanas del Internet Society Community Networks Special Interest Group (CNSIG):
AlterMundi (Argentina)
Red Comunitaria Atalaya Sur (Argentina)
Coolab (Brasil)
Rhizomática (México)
Telecomunicaciones Indígenas Comunitarias (México)

Y los colectivos y redes comunitarias:
Red Fusa Libre / Universidad de Cundinamarca (Colombia)
Red comunitaria de Caimito (Ecuador)
Red comunitaria Chaski (Argentina)
Colnodo (Colombia)
Cooperativa de mujeres Luisa Ortiz (Nicaragua)
La Vaca / Río Cuarto (Argentina)
Mesa de Comunicación Popular de Salta (Argentina)
Moinho Mesh (Brasil)
NonoLibre y Nono Lab (Argentina)
Observatorio Dercom / Universidad de Buenos Aires (Argentina)
Red Celcom / Universidad Federal de Para (Brasil)
REDES AC (México)

Detalles deliciosos en imágenes y palabras de la Cumbre

¡Dia 1! Previo al inicio de la Cumbre asistimos a la 5° Conferencia de Gestión del Espectro en América Latina. Aunque fue extraño escuchar más de datos que de personas y comunidades resultó ser una experiencia muy enriquecedora. El último día de la Conferencia estaba específicamente dedicado a Redes Comunitarias y por eso fuimos. Para much@s de nosotr@s fue la primer interacción con organismos como la UIT, con las grandes empresas, los bancos internacionales y los diferentes agentes que actualmente ocupan los espacios políticos donde se toman las decisiones que delinean las condiciones globales acerca de cómo “tod@s” vamos a poder “conectarnos”. Propusimos soluciones, experiencias concretas que hoy están funcionando, debatimos estrategias de gestión de espectro. No fuimos a hablar de algo que nos gustaría que pase, mostramos que está pasando y que es necesario que las políticas públicas brinden regulaciones, financiamiento y acciones para que las redes comunitarias sean una respuesta, entre otras cosas, a achicar la Brecha Digital.

¡Día 2! Nuestro primer momento de Cumbre. Fuimos a Casona Humahuaca, un centro cultural comunitario que nos facilitó el espacio para trabajar todo el día. Nos dimos el tiempo para presentarnos y conocernos. Ahí nos fuimos dando cuenta de lo mucho que cada un@ de nosotr@s representaba además de si mism@, que cada un@ además era un colectivo, un montón de experiencias, historias, logros, lugares, idiomas, necesidades, habilidades compartidas con sus respectivas organizaciones y proyectos. Fue divertido, largo y nos alcanzó la hora de cenar aún mostrándonos videos, fotos, historias y proyectos.

¡Día 3! El domingo nos recibieron en Villa 20 los y las compañeras de Atalaya Sur. Nos mostraron y contaron qué es Proyecto Comunidad: una red comunitaria urbana en un lugar de Buenos Aires donde viven más de 40 mil personas en pocas manzanas. Ahí vivir “cuesta caro” en muchos sentidos, incluso en los sentidos más crueles. Comunicarse también les cuesta caro. Nos quedamos con la idea que, ante todo, es un proyecto que pone su fuerza colectiva en la “apropiación popular de tecnología”. Salimos entusiasmad@s y listos para viajar a Córdoba.

¡Día 4! Llegamos a La Serranita. Nos hospedamos en un lugar muy hermoso donde el anfitrión es miembro de la red comunitaria de ese pueblo. Nos pusimos cómodos porque teníamos por delante muchos días de convivencia. Decidimos seguir presentándonos porque aún faltaban historias por contar. Y así se nos fué el día sabiendo que aún no habíamos terminado.

¡Día 5! Durante la mañana, se presentaron las y los compañeros que faltaban. A esta altura teníamos anotados en muchos afiches lo que nos resultaba importante de cada experiencia. Ya sabíamos nuestros nombres, qué y cómo hacíamos y de dónde veníamos. Nos felicitamos mucho por habernos tomado todo ese tiempo para tan importante tarea. Después del almuerzo, seguimos con nuestra agenda. El primer tema fue la necesidad de tener una Definición de Red Comunitaria en busca de un lenguaje común en permanente construcción que nos identifique y represente.

¡Día 6! Durante la mañana en el río, compartimos entre nosotros y nosotras las diversas formas de Financiamiento que gestionamos y construimos para llevar a cabo los proyectos garantizando aspectos muy importantes como la continuidad, la autonomía y la coherencia. Buscando, al mismo tiempo, incidir en esas herramientas para transformarlas y lograr mecanismos de cooperación, no de competencia.

*¡Día 7! * Nos levantamos con ganas de ponerle movimiento al día y se lo dedicamos entero al Análisis de casos y Consultorio Colectivo. Ese espacio nos permitió poner a dialogar a los y las participantes con conocimientos técnicos con las necesidades que otr@s participantes tenían en sus territorios y no podían solucionar. Nos permitió una retroalimentación de experiencias y habilidades que nos dio paso a pensar soluciones enfocadas desde escenarios concretos.

¡Día 8! También fue un día divertido y valioso. Hicimos una una puesta en común sobre los desarrollos que sirven para construir infraestructuras autónomas de comunicación y redes comunitarias de Internet como, por ejemplo, los ecosistemas de aplicaciones abiertas y distribuidas, LibreMesh, LimeApp, LibreRouter, monedas sociales complementarias, entre otros. Hablamos de herramientas tecnológicas para soberanía tecnológica que nos permitan resolver nuestras necesidades de la manera que elijamos hacerlo.

¡Día 9! Viajamos unos 30 km. para visitar la Red Comunitaria de Internet “QuintanaLibre”. Stella Y Julio nos recibieron en su casa con una escalera directo a su techo. Desde ahí arriba nos mostraron la red, vimos el nodo que tenían montado en el tanque de agua y conversamos un rato. Luego fuimos hasta la Escuela del pueblo “IPET 265” donde íbamos a participar de una Jornada Abierta. A la misma, además de las y los que estábamos participando de la Cumbre, asistieron vecinos y vecinas miembros de las Redes Comunitarias de LaBolsaLibre, NonoLibre y QuintanaLibre para intercambiar sus experiencias e historias. También, participaron personas de otros lugares interesadas en desplegar Redes Comunitarias para pensar junt@s cómo construir nuestro pedacito de Internet por y para las comunidades. También hicimos una entrevista para la radio del pueblo de al lado y conocimos más personas.

¡Día 10! El último momento de la Cumbre lo dedicamos a trabajar en equipos para desarrollar las conclusiones que queríamos escribir en el Documento Final. Cómo dijimos antes está disponible para descargarlo en su versión en español e inglés. El Documento Final es una voz colectiva construida desde las experiencias y los propios territorios.

Agradecemos a ISOC Latinoamerica, a CNSIG y a cada un@ de l@s que entregaron toda la voluntad para hacer esta Cumbre. ¡Nos vemos el próximo año!