Un cierre de año con una instancia regional que reunirá a experiencias de Redes Comunitarias de Argentina

De un tiempo hasta acá varias redes comunitarias y sus organizaciones amigas en Latinoamérica han venido articulando, buscando coincidencias y también crecimiento en la diversidad. La Cumbre Latinoamericana de Redes Comunitarias (CLRC) es una de sus expresiones más visibles, que constituye un momento de reunión presencial donde confluyen una multiplicidad de debates y se fortalecen vínculos que luego derivan en un acompañamiento más cercano y en caminos convergentes, varios de ellos materializados en proyectos conjuntos. La última CLRC se reunió en Septiembre de este año en Colombia.

Siguiendo esta línea de trabajo colectivo es que las Redes Comunitarias de Argentina se convocan, junto a organizaciones sociales que trabajan el sus territorios, a iniciar un camino de articulación, a nivel nacional, promoviendo el trabajo organizado y en conjunto en un espacio de encuentro presencial asambleario y periódico.

El Encuentro será el Sábado 30 de Noviembre y el Domingo 1 de Diciembre en en el Valle de Paravachasca, Córdoba, Argentina.

Taller de redes comunitarias: intercambio de experiencias con reguladores de América Latina

El 20 de septiembre se realizó el Taller de Redes Comunitarias, organizado por Internet Society (ISOC) y la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), en el marco de la 6° Conferencia Anual sobre la Gestión del Espectro en América Latina en Lima, Perú. Es el segundo año que se realiza este taller con el fin de compartir las experiencias de las redes comunitarias en la región, conocer sus procesos de desarrollo desde el punto de vista tecnológico, socioeconómico y cultural.

Estas redes son la “primera milla”, son construidas y gestionadas por la propia comunidad y están resolviendo la falta de servicios TIC en zonas desatendidas.

La presentación del taller estuvo a cargo de Mario Maniewicz, Director de la Oficina de Radiocomunicaciones (UIT); Sergio Scarabino, Representante para América del Sur (UIT); Diego Canabarro, Políticas Públicas (ISOC) y José Aguilar, Director General de Políticas y Regulación en Comunicaciones del Ministerio de Transportes y Comunicaciones de Perú, país anfitrión. Las sesiones de trabajo giraron en torno a modelos de expansión de redes (oportunidades, desafíos y necesidades); gestión del espectro y alternativas para su aprovechamiento; impacto de las redes comunitarias y posibilidades de cooperación.

Desde la experiencia de las redes comunitarias, Peter Bloom, de Rhizomática, explicó que estas experiencias “buscan entender a las personas como sujeto en lugar de considerarlas objeto, lo que permite relacionar la tecnología con el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030” de Naciones Unidas.

Muchas de las consultas de los reguladores giraron en torno a los costos para el despliegue y la sostenibilidad de estos proyectos. Por su parte, Nicolás Pace, de AlterMundi describió el proceso de creación y producción del LibreRouter, un hardware libre diseñado específicamente para las necesidades de estas redes y brindó datos sobre los costos. “Los gobiernos también tienen que considerar estas opciones para sus programas de Servicio Universal”, consideró.

El taller permitió el intercambio entre integrantes de redes comunitarias, representantes de organismos reguladores, de la UIT, CITEL y empresas privadas del sector para conocer los modelos de operación y sostenibilidad de las redes, su impacto social y la importancia del apoyo a través de políticas públicas.

El modelo que proponen las redes comunitarias va mucho más allá de “conectar a los desconectados”; el objetivo es la apropiación tecnológica de las comunidades, la toma de decisiones sobre las características de la red según sus necesidades y prácticas culturales y el fortalecimiento del tejido social, lo que redunda en una mayor sostenibilidad de la red y evitar que el proceso sea solamente la incorporación de nuevos consumidores de internet.


Análisis de Mariela Baladrón
Docente e investigadora IEAL- Observatorio DERCOM. Facultad de Ciencias Sociales. Universidad de Buenos Aires, Argentina.

Publicado en OBSERVACOM | Video de Ánana Audiovisuales


Conectividad comunitaria, políticas públicas y el rol del Fondo de Servicio Universal

Del 1° al 5 de Julio de 2019 se llevó a cabo el 7° Congreso Latinoamericano de Telecomunicaciones (CLT) en Córdoba, Argentina. Este Congreso es el escenario donde se debate y se puntea la Agenda Digital de América Latina y el Caribe. Allí se reúnen especialistas, gobiernos, empresas, corporaciones, entes reguladores, organizaciones globales y, en menor medida, organizaciones sin fines de lucro y de la sociedad civil.

Los temas principales de esa Agenda giraron en torno a gestión del espectro, conectividad para el desarrollo, 5G, Internet de las cosas, privacidad y protección de datos, propiedad intelectual y regulación de algoritmos, inteligencia artificial, blockchain y gobernanza de plataformas, agenda de la inversión para la infraestructura digital, impactos de las TIC en la educación, el empleo y la inclusión social, innovación para el cierre de la brecha digital, la transformación de los Fondos de Servicio Universal y Gobernanza de Internet entre otros.

Un tema protagonista fueron los Fondos de Servicio Universal que vienen siendo poco y mal utilizados en la mayoría de los países del mundo. Para visibilizar este debate realizamos el siguiente video durante el CLT2019 que invitamos a ver y compartir. Agradecemos a la y los entrevistados: Adriana Labardini (Consejera de Rhizomática), Sergio Scarabino (UIT) y Nicolás Echániz (AlterMundi)

¿Fondos de Servicio Universal?

En Argentina, según la definición de ENACOM “el Servicio Universal es un concepto dinámico cuya finalidad es posibilitar el acceso de todos los habitantes de nuestro país a los Servicios TIC prestados en condiciones de calidad y a un precio justo y razonable, independientemente de su domicilio, ingreso o capacidades. El Servicio Universal se implementa a través de Programas determinado por la Autoridad de Aplicación, el ENACOM, que son solventados con recursos del Fondo Fiduciario de Servicio Universal integrado con los aportes de los prestadores de servicios de telecomunicaciones, quienes deben aportar el uno por ciento (1%) de la totalidad de los ingresos devengados por su prestación, netos de los impuestos y tasas que los graven.”

En los Artículos 18 al 25 de la Ley 27.078 Argentina Digital: se disponen su definición, finalidad, alcance, creación y financiamiento, aportes de inversión, categorías y aplicación de fondos.

Cabe aclarar que esta Ley fue modificada en Diciembre de 2015 por el Decreto 267/20153 durante los primeros días del mandato de la presidencia de Mauricio Macri. En ese Decreto, fue creado el ENACOM (el Ente Nacional de Comunicaciones) fusionando la AFSCA (Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual) y la AFTIC (Autoridad Federal de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones).

Posteriormente, en Mayo de 2016 se realizó el Reglamento General de Servicio Universal con el fin de establecer los principios y normas que regirán en el servicio, los beneficiados, los sectores intervinientes y los mecanismos de financiación, entre otros.

Prácticamente, los Fondos de Servicio Universal son una multa a las empresas por no conectar ni operar las zonas que no ofrecen la rentabilidad que necesitan sus modelos de negocios y mercado.

Cerca del 42% de la población latinoamericana se encuentra desconectada y los porcentajes son aún mayores en zonas rurales o alejadas de las las ciudades. A su vez, en estas zonas, las personas que habitan tienen vulneradas otros derechos básicos como el acceso al agua, la tierra, el trabajo, la salud, la educación entre otros. Es decir, las empresas de telecomunicaciones no operan en esos lugares porque ahí viven personas que no pueden pagar los costos de los servicios, no pueden convertirse en clientes.

Los Fondos de Servicio Universal existen para ponerse a disposición mediante políticas públicas que caminen en el sentido de garantizarle a todas las personas, especialmente las empobrecidas, la posibilidad de conectarse a Internet de banda ancha, lo que en esta sociedad digital actual significa poder acceder a realizar trámites obligatorios online, a servicios de educación, a la salud pública, al conocimiento, a la comunicación y, ante todo, a la igualdad de derechos.

En Argentina, existe la Licencia para redes comunitarias desde el año pasado que las reconoce como tales y les permite desplegarse y operar sin fines de lucro en pueblos de menos de 5000 habitantes. Sin embargo, aún no se han otorgado Aportes No Reembolsables del Fondo de Servicio Universal que las fomente.

“No queremos crear ciudadanos digitales de segunda categoría”

El 2° día del Congreso, AlterMundi también asistió para aportar su mirada en torno a Redes Comunitarias de Internet participando del panel El acceso que falta. ¿Más de lo mismo? donde Nicolás Echániz puso en foco las desventajas de subsidiar la demanda como piden las empresas.

Expuso que conectar a las 6 millones de familias que se encuentran desconectadas en Argentina implicaría un gasto de 1.200 millones de dolares anuales en contraposición a los pocos millones que son necesarios para que las propias comunidades construyan y gestionen sus propias redes. Resaltando que el mayor capital que tienen las comunidades es la comunidad y la capacidad de trabajar juntos para resolver problemas comunes, señaló que hay estímulos que son prácticamente gratuitos y la necesidad de fomentarlas a través de un trabajo activo.

También, habló de la necesidad de garantizar a las personas la igualdad de derechos resaltando que “No queremos crear ciudadanos digitales de segunda categoría. La gente que hoy es población desconectada llegarles con el móvil no es convertirlos en ciudadanos de primera categoría de Internet, llegarles con un punto de acceso en una plaza tampoco. Ahí las redes comunitarias traen una perspectiva de Co-creación de Internet, redes que arrancan en las casas de esa gente, que construyen su pedacito de infraestructura“

En el mismo sentido, Carolina Caeiro de LACNIC señaló las redes comunitarias vienen a plantear un paradigma distinto donde a los operadores no les resulta rentable llevar conectividad y, si bien, hay muchos esfuerzos que se vienen haciendo desde el sector privado, empresas públicas y los gobiernos para contribuir a cerrar esta brecha, también, parece lógico que desde las comunidades desatendidas que quieren ejercer el derecho a la comunicación, que quieren acceder a los beneficios que implica estar conectados, desde esas mismas comunidades surjan las iniciativas de despliegues y autogestión de redes con modelos de sostenibilidad que funcionan y están dando respuestas efectivas.

Encuentro de Redes Comunitarias APC en Kenya

AlterMundi participó del Encuentro de Redes Comunitarias en Kenya parte del programa LOCNET organizado por APC y financiado por SIDA que reúne a proyectos de África, Asia y Latinoamérica.

En el Encuentro participaron en total los 12 proyectos financiados por este programa. Cada proyecto está representado por un miembro varón y una participante mujer.

Jesica Giudice y Santiago Piccininni son los representantes de AlterMundi que llevan nuestra voz colectiva. Durante el Encuentro se reencontraron con compañeros y compañeras y conocieron y profundizaron nuevos vínculos con organizaciones que están sosteniendo proyectos de redes comunitarias en el Sur Global.

Además, con mucha relevancia y potencia, se llevó a cabo la iniciativa de presentar un proyecto para el financiamiento colectivo y conjunto para 9 organizaciones Latinoamericanas en miras de los objetivos comunes y organizados para los escenarios y coyunturas latinoamericanas en torno a Redes Comunitarias.

¡Compartimos este video que esperamos lo disfruten!

Compartiendo experiencias con Redes comunitarias y autónomas en Brasil

Marcos, junto a su familia, viajó a Brasil para compartir experiencias con las y los compañeros de las redes comunitarias del país hermano. El viaje a Brasil tuvo dos objetivos claros: participar del «Encuentro Redes comunitárias – propostas para uma internet e redes autónomas« y, luego, ir a Moinho para trabajar junto con Luandro, en el First Boot Wizard de LibreMesh y el sistema de portal cautivo, Pirania.

Propostas para uma internet e redes autónomas

El encuentro permitió obtener un panorama más completo de las redes comunitarias en Brasil, conocer a otres actores y seguir fortaleciendo los vínculos que venimos cultivando.

En el primer día se habló del estado de las redes comunitarias en el mundo, de las regulaciones vigentes, el uso del espectro y la experiencia de red comunitaria en Casa dos Meninos (Sao Paulo). Finalizó con un taller de mapeo colectivo que tenía como ejemplo la red desplegada en Monteiro Lobato. Fue una jornada muy interesante, en donde se mezclaron datos globales y experiencias locales.

El segundo día estuvo dividido en dos partes. Por la mañana continuó la dinámica del primer día y se presentó la experiencias de despliegue de distintas redes comunitarias en Brasil que incluyen pequeños pueblos rurales del interior y quilombolas. Cabe destacar que la geografía montañosa y la extensión del territorio genera desafíos similares en los distintos casos.

Por la tarde la dinámica de debate mutó a la de taller, se corrieron las mesas y los routers se encendieron. Luego de una introducción sobre protocolos y sobre qué es Internet, se trabajó sobre cómo montar una red mesh utilizando LibreMesh y routers TP-Links. Los presentes pudieron turnarse en las tareas: crear y expandir una red desde cero.

Luego aparecieron las RaspberryPi y la mini red mesh se llenó de contenidos locales, servicios de comunicación e información. La experiencia concluyó ágilmente y sin ningún inconveniente que necesite intervención especializada.

Fue sorprendente el interés y el compromiso con el desarrollo de redes comunitarias de quienes participaron del evento desde una lógica de participación, compromiso y diálogo con las comunidades. También la notoria creciente organización entre las redes, tratando de avanzar y compartir experiencias y conocimientos adquiridos durante varios años en algunos casos.

También se manifestó la dificultad al momento de conseguir hardware adecuado, siendo los viejos Tp-Link 3500 y 3600 mas algunos modelos recientes de Tp-Link CPE los únicos disponibles en el mercado. Por lo que es fundamental poder disponer de LibreRouter, un router diseñando desde la experiencia de las redes comunitarias y pensado para resolver la mayoría de los inconvenientes de infraestructura.

La experiencia dio cuenta de que el camino elegido hacia un software simple de utilizar, mantener y desplegar es el correcto pero que es muy necesario acelerar el ritmo de las release para que las actualizaciones y mejoras sean aprovechados por todas las comunidades y no solo por las que tienen la capacidad de compilar LibreMesh autogestivamente.

El trabajo destinado en construir redes mesh geek-less abre la puerta a la participación de movimientos sociales y experiencias territoriales que no tienen como principal objetivo la apropiación tecnológica sino que más bien es una herramienta más en sus luchas (género, desarrollo humano, justicia social, preservación del acerbo cultural, defensa del terriotio, etc).

En Moinho

En Moinho les esperaban Luandro e Isabella. Ellos les recibieron los días que estuvieron allí y les mostraron el lugar. La quilombola de Mohino de Alto Paraíso está ubicada a 250km al norte de Brasilia. No existe transporte público que te lleve hasta allí, debes coordinar con algún transportista local o algún conocido que te lleve por el camino de tierra, sinuoso y que deja la increíble naturaleza del lugar. Es una zona de muchas cascadas y senderos para recorrer, el turismo suele estar presente todo el año, principalmente en la ciudad de Alto Paraíso, a 15km de distancia.

Luandro es uno de los impulsores de la red comunitaria Rede.moinho que abarca todo el pueblo. Al momento en que llegaron la utilizaban principalmente para distribuir una conexión de 1mb entre todos los nodos conectados.

Estuvieron trabajando en conjunto en dos partes nuevas de LibreMesh, el First Boot Wizard y Pirania. First Boot Wizard es el asistente que te permite conectar un nodo a una red existente y configurarse automáticamente, sin tener que especificar ninguna configuración. Pirania es la solución de portal cautivo para LibreMesh, y que en ese caso se le agregó también un sistema de vouchers distribuido para el acceso a Internet.

En las últimas jornadas lograron instalar en toda la red las últimas versiones en desarrollo y quedó funcionando el sistema de portal cautivo. Esto permitió que se remuevan las contraseñas de todos los nodos, haciendo la red de acceso libre y lograr un esquema de venta de vouchers para acceder a Internet. El desafío en el que quedó trabajando Luandro es en dotar a la red de múltiples servicios locales que no dependan, o lo mínimo posible, de Internet.

¡Marielle Vive!

LibreRouter Fase II

El Proyecto LibreRouter trabaja para lograr_ autonomía y soberanía tecnológica_ que permita desplegar, gestionar, escalar y sostener Redes Comunitarias.

La realidad es que las Redes Comunitarias no son un segmento de mercado rentable para la industria. Eso hace que el equipamiento que se utiliza no sea el adecuado para resolver las necesidades particulares que ellas tienen.

Entonces, para fabricar ese equipamiento hay que animarse a entenderlo y hacerlo de una manera distinta e integral.

El LibreRouter es el primer router mesh multi-radio diseñado por Redes Comunitarias para Redes Comunitarias y se encuentra en etapa de puesta a prueba de prototipos. Estará disponible muy pronto. Lo más importante de este proyecto, además del desarrollo del hardware, es el trabajo integral que involucra las soluciones de software y el material de documentación. Un importante trabajo enfocado a que sean las mismas comunidades las que tengan las capacidades para desplegar sus propias infraestructuras autónomas de comunicación y ejercer su Derecho a la Co-Creación de Internet.

alt_text

El CNSIG reúne a 14 organizaciones y diversas experiencias de Redes Comunitarias de todo el mundo. Como parte del trabajo y la experiencia colectiva, se identificó la necesidad del desarrollo e implementación de un Sistema de Soporte Remoto Organizado para redes desplegadas con LibreRouter.

Esta etapa del proyecto tiene una especial relevancia ya que la necesidad de brindar soporte técnico remoto y la creación de espacios de formación de referentes técnicos regionales fueron identificadas con mucha fuerza en la pasada Cumbre Latinoamericana de Redes Comunitarias. Esto quedó plasmado en el Documento Final redactado colectivamente.

Este etapa del proyecto LibreRouter Fase II fue presentada y elegida en el Programa de Financiamiento Beyond the Net y tiene como objetivos fundamentales:

– Diseñar e implementar un sistema de soporte de tablero de mandos (Dashboard) para que el equipo de soporte pueda realizar estadísticas, responder y dar seguimiento a las solicitudes de apoyo de las comunidades.

– Desarrollar un mecanismo de solicitud de soporte y de seguimiento – del lado del cliente – que permita el acceso temporal a la red de la comunidad que solicita asistencia para coordinar y realizar acciones con el equipo de asistencia de manera remota.

El desarrollo de esta etapa inicial del Sistema Organizado de Soporte Remoto es fundamental para seguir construyendo herramientas que permitan bajar barreras a la hora de desplegar Redes Comunitarias.

Coolab: Visita Técnica Guyana-wapichan

Una aventura épica en la búsqueda del derecho a la comunicación

Llegué a Guyana el dia 20 de febrero de 2018, volando desde São Paulo hasta Boa Vista, una ciudad muy pobre, en el inicio de lo que seria una crisis humanitaria: la inmigración de personas viniendo de Venezuela. Gregor me habia dicho que allí era el lugar más cercano donde podriamos adquirir aparatos tecnológicos.

Tome un taxi hasta Bonfim, la ciudad del lado brasilero de la frontera (seca) entre Brasil y Guyana. En Bonfim hay internet banda ancha provista por pequeños ISPs. Tomé otro taxi para Lethem, la ciudad fronteriza guyana. En Lethem también tienen internet banda ancha. En el camino, el taxista me preguntó si yo me iria para Georgetown, o si me quedaba por el interior; respondi que me quedaba por el interior y él me explicó que no precisaba pasar por Migraciones, con lo cual pasamos directo. La Policía Federal de Guyana nos dejó pasar sin pedir ninguna documentación y seguimos hacia dentro de Guyana.

En Lethem me esperaba Gregor, un estadounidense que trabaja en Londres, en Digital Democracy, quien me habia convocado con su propuesta. También Ron, un compañero especialista en prácticamente todo, nativo del pueblo Sholinab. Ese sería nuestro futuro centro de operaciones durante la visita, con el objetivo de planear el inicio de una Red Comunitária.

Seguimos de Lethem para Sholinab, un largo viaje de coche, y llegamos al anochecer a Sholinab. El lugar no cuenta con energía eléctrica, y tienen pocos paneles fotovoltaicos, por lo tanto la costumbre era estar a oscuras. Cenamos y fui a dormir en la casa de huéspedes.

Al dia siguiente pude conocer mejor el lugar donde estabamos: un pueblito bien árido, un clima totalmente de Savana, un escenario donde bien se podria filmar una pelicula africana, un lugar increible.

El pueblo tenía varios lugares para reunirse y varios mercados

Usamos la cocina de la casa de Faye, la esposa de Nicholas (Sparrow), el Toshao del pueblo: ambas personas muy inteligentes, que comprendian muchisimo de cualquier tema, y preparaban comidas deliciosas!

El primer dia me presentaron el equipo humano, salvo Aliya que trabaja en un hermoso proyecto en Ecuador y no había llegado todavía. El resto habia venido de diferentes pueblos de la región: Ezra Jeffrey, Phillip Brown (“Philbo”), Tessa Felix (guru en reparación de electronicos) y Angelbert Johnny (Angel) que se convertiría en mi gran compañero de aventuras y maestro, enseñandome cosas que me llevé conmigo para el resto de la vida. Me explicaron como funcionaba el lugar, sus dificultades y sus conquistas (que son muchas!). Me sentia increiblemente animado de estar trabajando con estas personas. Eran muy proactivos para cualquier cosa nueva que les presentara como posibilidades. Ya cuando comenzamos a hablar de aparatos tecnológicos y esas cosas, me mostraron la dificultad que tienen con aparatos que se rompen, pues no tienen donde llevar a reparar los aparatos, y entonces siempre se atreven a abrir las cosas y cambiar piezas. Muchas veces consiguen recuperar cosas rotas, y eso es un éxito fantástico en su contexto, considerando que tienen una internet muy limitada como para buscar información: Pagan USD 400 para una conexión satelital de 1 megabit de velocidad con una latencia que ronda muchas veces los 2000ms.

Antes de viajar ya sabia que usaban energia fotovoltáica, entonces lleve conmigo varios microcontroladores de carga y cosas de repuesto para sistemas fotovoltáicos. Con eso conseguimos recuperar unos cuantos paneles fotovoltáicos que tenían alli sin uso, por falta de controladores de carga. Entendieron mejor como funciona la cosa, y creo que pudieron sumar un par de trucos mas a sus prácticas de reparación de electrónicos. Ezra estaba impresionado:

Tuvimos una reunión con Nicholas, el Toshao del pueblo Sholinab para trazar un plano de acción para mi estadía. Inmediatamente percibi que la ansiedad general se centraba en tener una conexión a internet por temas de seguridad (tienen muchos problemas con garimpeiros que invaden la región) y también motivos económicos, pues el (precario) link satelital tiene un precio muy alto. Esencialmente haríamos un mapeo del área, y yo junto con Algel (Algel conoce a todo el mundo, pues hace un trabajo de mapeo de los territorios ancestrales) daríamos una vuelta por algunos puntos de la frontera con Brasil, buscando algun punto que permitiese geograficamente enlazar el pueblo con alguna conexión a internet.

Antes de salir tuvimos tiempo de brickear (reemplazar infructuosamente el sistema operativo de un router, dejándolo inoperativo) un par de NanoLocos M5 que el Greg habia comprado. El problema tuvo que ver con un binario obtenido del Chef (herramienta online). Generé otro binario usando lime-sdk y pudimos lograr con otros dos routers formar una mesh.

Al dia siguiente, antes de salir caimos en la cuenta que yo estaba ilegal en Guyana, pues efectivamente debería haber sellado mi entrada a Guyana, al contrario de lo que me habia explicado el taxista. Entonces, no sabiamos que hacer, pues eso representaba una amenaza para el Toshao del pueblo: siendo una autoridad local, no podia tener una persona ilegal en su área. Entonces teníamos dos opciones: o bien yo volvía para Lethem a hacer mi entrada oficial al pais, o bien tendría que llevar a cabo la inspección de los sitios evitando cruzar la frontera, acompañado por la suerte de no toparse con ninguna patrulla policial.

Escogimos la opcion mas emocionante: acercarse a la frontera de ilegal, para no perder tiempo pues faltaban pocos dias para presentar una propuesta formal en un encuentro de todos los pueblos wapichan, que representa la mayor institución de toda la región.

Salimos con la moto, y cada pueblo que pasabamos, pediamos permiso al líder local y explicabamos lo que estabamos buscando. Despues de algunas indicaciones nos hablaron de un pueblo wapichan en la frontera con Brasil, que contaba con internet banda ancha en una escuela infantil, y que seria posible que el Toshao del pueblo nos ayudase con un posible punto de conexión. Como yo estaba ilegal, no pude cruzar la frontera y tuve que esperar en Guyana, en compañia de un perrito; Algel siguió para la ciudad vecina y luego de algunas horas, volvió diciendo que allí no había más internet, pues el link era muy malo y no funcionó.

Volvimos a Shulinab, replaneamos todo, miramos detenidamente el mapa… En un buen momento de internet, pude reevaluar las lineas de vista de Boa Vista: percibimos que hacia Lethem era muy difícil el enlace pues habia una montaña muy alta, e incluso superado ese obstaculo, sería solo para alcanzar una conexión a internet no muy buena. Entonces encontre dos montañas muy altas que tenían visión directa hacia Boa Vista. Sin embargo, en la región los pocos puntos altos (cerca de 600 metros de altitud) son lugares sagrados para el pueblo wapichan, donde la gente más antigua todavía hace sus rituales; y también es lugar de disputa, pues hay garimpeiros clandestinos que vienen para saquear minerales y dejar destrucción.

La primera reacción fue negar la posibilidad de acceder a estos puntos para conectar a internet (la gente más vieja todavía considera la internet como una cosa poco importante, que sólo sirve para divertir a los más jóvenes). De hecho, ya con la poca internet que tenían del satélite, tenían muchos problemas con el contenido que los niños accedian, y tenían toda una crisis respecto a la contraseña de internet.

Yo argumenté que internet puede representar efectivamente mucho acceso a contenido poco interesante, pero que también les tocaba educar a su juventud al respecto de este asunto, ya que de lo contrario seria otra gente la que acabaria educando a sus jovenes. Tuvimos un serio debate sobre la importancia de la internet, de todo lo que es sagrado para su pueblo, y de como la internet puede ser una herramienta importante para sus vidas: que decidir el rumbo de eso, solo dependia del propio pueblo.

Él quedo convencido de llevar esa propuesta para los líderes de todos los pueblos, en un encuentro que sucedería en los próximos dias. Pero para eso yo necesitaba presentar un proyecto mas consistente, con presupuesto y todo. El tema es que para armar un presupuesto, precisabamos visitar un lugar de instalación aunque fuera potencial, para tener una noción de lo que gastaríamos para construir una torre en el medio de una montaña inhóspita. El plan de conexión del enlace sería el siguiente:

Asi pues, elegimos una montaña que no era la más sagrada (por motivos que no consegui entender muy bien). Tuvimos la compañia de un guía espiritual: el Gustavo, que fue el último morador del lugar que visitaríamos. Partimos al amanecer, con una moto ibamos yo y Angel, y un Toshao del pueblo vecino fue en otra moto llevando a nuestro guía. Despues de algunas horas de viaje, llegamos al pie de la montaña. Continuamos a pie, yo, Angel y nuestro guía Gustavo.

Seguimos por un sendero, un lugar muy salvaje, frecuentado solamente por cazadores en los ultimos 6 años. Gustavo, nuestro guía, conocía todo el territorio y los peligros que poddriamos encontrar, y nos fue alertando durante toda la travesia. Antes de anochecer llegamos a un campamento… no daria el tiempo para llegar hasta la cima con luz de dia. No habiamos llevado muchos víveres pues sería sumar un peso extra a una dura caminata, entonces Angel ya estaba atento a la posibilidad de encontrar comida durante la caminata. De repente, algo le llamó la atención en el medio de la vegetación: súbitamente se quitó el calzado y salio corriendo hacia dentro del bosque con una escopeta. Yo poco podia entender lo que estaba sucediendo, y me quedé allí con Gustavo, nuestro guía. Descubri que él hablaba también portugués, y nos pusimos a conversar. Me explicó que él había vivido allí durante más de 40 años, y hacía unos 6 años que se había ido pues ya se estaba poniendo viejo, y viviendo solo, no le quedo otra opción que ir a vivir mas cerca de los pueblitos. Me comentó también que el sítio donde estabamos era donde siempre habían vivido sus antepasados, donde lograron protegerse durante siglos de la amenaza de los hombres blancos. Fue un lugar estratégico para la protección de su pueblo pues tenian gran habilidad con arco y flecha, y sus enemigos no conseguian aproximarse debido a la complejidad del terreno.

Nos interrumpio un ruido aterrorizante que venia del bosque: era un tiro disparado por Angel, que luego comenzo a gritar desde la espesura. Gustavo me dijo que le habia acertado a un jabalí, y que estaba precisando ayuda para rescatar la presa. Nos adentramos también en el matorral y lo ayudamos a transportar la cena.

Hicimos una hoguera para cocinar la cena. Comimos y después colgamos hamacas de los árboles para dormir. Ya era noche cerrada cuando recibimos un visitante un poco descontento con nuestra actitud de haber cazado. Según Gustavo era un jaguar, que estaba muy furioso por tener intrusos en su área de caza. Cada 5 minutos nos llegaba un rugido desde un lugar diferente del bosque. Según Gustavo, esa era la táctica del jaguar para confundirnos y provocaros miedo. De modo que nos indicó hacer fuego a nuestro alrededor, para que el jaguar se alejase. En ese momento, comencé a reflexionar sobre la vida misma, y como hubiera sido genial haber vivido justo hasta aquel momento: si me fuese encontrar a la muerte en ese instante, no seria algo malo, me sentiría orgulloso de morir haciendo algo en lo que creo, y de una manera tan épica! Pero nada de muerte, hicimos el fuego y a eso de las dos de la mañana el jaguar se fue y pudimos dormir. O por lo menos intentar dormir. Yo, particularmente, me quede despierto toda la noche, manteniendo el fuego encendido… por si acaso nomás.

Al dia siguiente nos despertamos en un estado muy particular de conexión con la naturaleza, estabamos más alerta. Relevamos un poco el área y salimos en busca de agua. Encontramos un lugar con agua y nos abastecimos para la segunda jornada: llegar hasta la cima de la montaña. Así fue que dejamos nuestras cosas en el campamento y seguimos cuesta arriba sin mucho peso. Después de dos horas de caminata y compartiendo mucho conocimiento sobre los árboles y las marcas de los antepasados, llegamos hasta el punto más alto. Pudimos avistar Boa Vista y también un par de pueblos wapichan.

Colectamos puntos GPS para un mapeamento que estan llevando a cabo para otro proyecto. Desde allí también fue posible tener señal de telefonía movil, algo que funciona en pocos lugares.

Percibimos la presencia de muchas piedras, lo que puede facilitar la instalación de la torre pues podemos afirmar la torre con las piedras, en vez de gastar cemento en fabricar muertos. Creo que utilizando las piedras con una mínima cantidad de cemento tendremos una buena estructura para la torre. Hay, sin embargo, arboles muy altos, que habria que cortar o bien hacer una torre considerablemente alta para superar la copa de dichos arboles.

Volvimos al campamento, recogimos nuestras cosas y emprendimos la vuelta, con mucho mas peso pues sumamos una cantidad considerable de carne. Gustavo fabricó unas bolsas trenzadas con hoja de coquero para llevar la comida a casa.

Despues de todo el trayecto de vuelta, llegamos a Shulinab pero ya no quedaba nadie alli: se habian ido para otro pueblo donde seria el encuentro de todos los pueblos. Ron nos buscó con un coche, y fuimos para el encuentro donde yo tendría que presentar la propuesta (frente a todos los líderes de los demás pueblos) de usar aquel punto en aquella montaña sagrada para instalar una torre de internet. Y encima, que necesitarian ellos necesitarian destinar recursos de un fondo que tienen para esas cosas. Tuvo lugar una articulación política que no entendí completamente, y mientras me preparaba mentalmente para hablar al final del día, reorganizaron la agenda y me pidieron que presentara mi propuesta en aquel mismo momento, recién llegado.

Greg hizo toda la introducción de los desarrollos que estuvieron haciendo todo este tiempo en la región, y la propuesta de internet. Angel traducía todo a su lengua nativa. Luego yo hable de los puntos más tecnicos, lo cual generó un intenso debate. Esencialmente, logramos convencerles de que podrían tener su propia red de comunicación, teniendo autonomía respecto a la tecnología y al servicio prestado. La mayoría estuvo a favor, y acordamos que yo confeccionaría un presupuesto más detallado para que ellos destinasen el dinero del fondo que tenían para eso.

Yo tenía que emprender mi vuelta al dia siguiente, pues no habia muchas posibilidades de transporte hasta Boa Vista, y decidimos que aprovecharía para pasar una jornada en Boa Vista buscando un lugar donde colocar la otra torre necesaria para el enlace. Fui para Boa Vista y me pasé el dia buscando proveedores de internet, en particular de banda ancha, para potencialmente contratar una conexion en el domicilio de una asociación indígena hermanos de los wapichan. Resultado, encontre algunos proveedores con diversos planes.

Al dia siguiente, Greg me envió un e-mail pidiendo urgentemente el presupuesto, pues habia surgido la posibilidad de comprar los equipos con un fondo que tendria que ejecutarse de inmediato, o expiraría. Entonces hice un presupuesto bastante a las corridas, para que pudiesen aprovechar para comprar los equipos para la torre.

Deste entonces, Greg tiene entre sus planes pendientes organizar una visita con más gente voluntaria para desarrollar este proyecto.

Cumbre Latinoamericana de Redes Comunitarias

Se está desarrollando en Argentina la Cumbre Latinoamericana de Redes Comunitarias desde el Viernes 7 y durará hasta el Domingo 16 de Septiembre.

Somos las redes, colectivos y organizaciones que construyen su propia Internet en diferentes lugares de nuestra Patria Grande: Brasil, Nicaragua, Colombia, México, Argentina, Cuba y Ecuador. Nos reunimos con la intención de fortalecer nuestros vínculos de cooperación, compartir experiencias, intercambiar conocimiento y diseñar e impulsar estrategias colectivas.

alt_text

alt_text

alt_text

Con una agenda de trabajo colectivo con temas diversos y comunes tales como el rol de la Redes Comunitarias de Internet, modelos de financiamiento, contenido local, regulación, espectro, infraestructura, interconexión, licenciamiento, homologación de equipamiento, modelos de gestión y organización social y económica, análisis de casos y consultorio colectivo, retroalimentación de experiencias, problemas y soluciones enfocadas desde escenarios concretos, soluciones tecnológicas; barreras y horizontes. ¿Qué tecnologías usamos? ¿Cuales quisieramos usar? ¿Cuáles estamos desarrollando?

alt_text

alt_text

alt_text

alt_text

alt_text

alt_text

alt_text

alt_text

alt_text

alt_text

Participan del encuentro todas las organizaciones latinoamericanas que integran el Consejo del CNSIG, más organizaciones y representantes de comunidades invitadas de la región.