LibreRouter ya está homologado en Argentina

Recientemente, el Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) de Argentina otorgó la certificación de homologación a LibreRouter.

Este trámite, que llevó mucha dedicación y trabajo mancomunado entre varios actores, es un importante logro. La homologación certifica que la tecnología construida para redes comunitarias se encuentra al nivel de las reglamentaciones vigentes, que sus prestaciones están medidas y certificadas otorgando una garantía de calidad y que, además, está habilitado para ser comercializado en Argentina.

¿Para qué homologar?

En la mayoría de los países del mundo es necesario realizar una certificación de homologación de los equipos que hagan uso del espectro radioeléctrico. La homologación verifica que los equipos cumplan con las normas técnicas correspondientes.

En Argentina, el Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) es el organismo encargado de la normalización del equipamiento de comunicaciones. Esta normalización se realiza mediante el dictado de normas técnicas basadas en la seguridad del usuario, el uso eficiente del espectro radioeléctrico y poder asegurar la compatibilidad con las redes y sistemas de comunicaciones autorizados.

Un logro de trabajo en equipo

Obtener la homologación fue un trámite específico que implicó un trabajo sostenido durante algunos meses. Para lograrlo, LibreRouter y AlterMundi, trabajaron en equipo sumando la valiosas participaciones del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) y de la Consultora ITon.

Como es la primera vez que fabricamos tecnología propia y tampoco existen muchas otras experiencias similares los aportes, servicios y acompañamiento que nos brindaron fueron claves para concluir la certificación con éxito.

La relación con el INTI empezó años atrás cuando también exploraron, participaron y acompañaron algunas experiencias en redes comunitarias. Las mismas no pudieron tener sostenimiento en el tiempo, entre otras razones, por la ausencia de tecnología apropiada para desplegar redes descentralizadas y de gestión social. Por eso, ahora, con el LibreRouter en la mano y funcionando pusieron todo su trabajo de medición para lograr homologar nuestro router creado específicamente para comunidades que se organizan para conectarse y construir sus pedacitos de Internet.

Junto al aporte y excelente trabajo de Miguel Mourad de ITon fueron las participaciones que empujaron a conseguir la homologación. Destacamos con énfasis que el trabajo organizado y en equipo entre actores interesados en la temática resultó un factor decisivo para conseguirlo.

Una homologación que abre puertas y propone desafíos

Para las y los que trabajamos en el Proyecto LibreRouter y en AlterMundi, haber conseguido homologar nuestra tecnología resulta motivador y valioso. Por un lado, porque las mediciones realizadas demuestran que funciona y muy bien y que la tecnología y el hardware open source desarrollado a través del trabajo colaborativo por organizaciones que no son empresas, puede estar a la altura los más altos estándares internacionales.

Por otro lado, entendemos que esta primer homologación en Argentina muestra de la necesidad de llevarla a cabo en otros países del Sur Global donde LibreRouter será utilizado. Entendemos estos procesos como parte de las acciones necesarias para continuar caminando en el rumbo de construir soberanía tecnológica y generar condiciones favorables para que las comunidades realmente puedan operar y gestionar sus propias redes de Internet en lugares rurales y desconectados donde la brecha digital excluye, en este momento, a alrededor de 4 mil millones de personas en el mundo.